You’ll never walk alone, 30 años después

liverpool_gana_premier_league

30 años. Se dice pronto, pero el tiempo no perdona. 30 años ha tenido que esperar el Liverpool para ganar una Premier League, para alzarse por fin con el título de la liga inglesa.

Parece mentira que un histórico europeo haya tardado 30 años en ganar su primera Premier League, pero el fútbol muchas veces no entiende de razones. Ha sido tarde sí, pero dicen que lo bueno se hace esperar.

You’ll never walk alone

El mítico “you’ll never walk alone”, es probablemente el himno más famoso del mundo. De hecho, es un himno que a todos nos pone la piel de gallina. No es el himno del Liverpool, es mucho más; un cántico del mundo del fútbol.

La afición del Liverpool ha demostrado durante toda su historia que no solo se trata de cantar, sino de cumplir lo que se dice. “Nunca caminarás solo” es una frase simple y clara, pero cumplir esa promesa no es tan fácil, y ellos lo han hecho a la perfección.

Han sido 30 años de apoyo incondicional, independientemente de los resultados conseguidos, y por eso se lo merecen más que nadie.

Yo, personalmente, tengo envidia de este club. ¿Os imagináis que el Real Madrid o el FC Barcelona están 30 años sin ganar una liga? ¿Cuál sería la reacción de la afición? Ya os lo digo yo: pitos, insultos y abucheos. Es triste, pero es así, y por eso hay que admirar lo que hacen aficiones como la de los “reds”.

 

never-walk-alone

 

¿La temporada de los récords?

La primera Premier League para el Liverpool y encima puede ser a lo grande. Hace 2 temporadas, el Manchester City estableció el récord de puntos en una temporada, llegando a la barrera de los 100.

En esta temporada, el Liverpool está cerca de ello. Solo quedan unos pocos partidos, pero si continúa con el ritmo al que nos ha acostumbrado este año, no cabe duda de que puede alzarse también con ese récord.

¿Os imagináis? La primera liga de su vida, y la puede ganar con el récord histórico. Casi nada.

 

Klopp, el gran artífice

jurgen-klopp-liverpool

Un gran equipo tiene que tener un gran entrenador, y el alemán Jürgen Klopp es uno de ellos.

Es un genio en lo futbolístico, con un juego atractivo y casi imparable, pero por encima de todo esto, es un gran conductor del vestuario, un líder.

Yo, como experto en Marketing, tengo muy clara la diferencia entre jefe y líder, y Klopp ocupa un puesto muy alto el grupo de los segundos.

Su capacidad para motivar al vestuario y a la afición es realmente admirable. Además, confía en los jugadores y se lo demuestra en cada charla, en cada rueda de prensa, en donde sea.

A veces nos olvidamos de que los futbolistas también son personas, con sus problemas personales y sus vidas privadas, y lidiar con eso es un don que no muchos tienen.

30 años, una sola Premier, pero una historia creada a base de afición y de valores. You’ll never walk alone.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *